LLAVES DE LA LIBERACIÓN Y DE LA CONDENACIÓN: LOS GRIMORIOS



El estudioso sevillano Ignacio Darnaude entiende que "nos enfrentamos ante la acción deliberada de agentes externos al receptor" cuya existencia se constata desde tiempos inmemoriales y "a su impulso se debe la fundación de religiones, sectas, órdenes monásticas y movimientos místicos y esotéricos" y añade que "la propia revelación postula que los descubrimientos científicos, las innovaciones tecnológicas e incluso la producción artística se basan en el aporte de conocimientos especializados desde esferas de existencia inobservables".  



 El investigador Andreas Faber-Kaiser se preguntaba, con razón, si determinadas hermandades herméticas, como la aludida Rosacruz serían, en realidad, las encargadas de mantener el contacto abierto entre la Humanidad y "Ellos".


Si esta suposición es cierta, y ha terminado una etapa de transmisión de conocimientos, aunque dirigida a unos pocos, ¿es posible que la siguiente fase, tras descifrar los datos, sea la de un contacto definitivo?




El mundo paralelo de las modernas sociedades esotéricas parece entroncarse con este otro mundo que son los OVNIS.




Antes de que el hombre se desarrollara culturalmente, ya habían existido hermandades que se habían comprometido a guardar silencio, generación tras generación, sobre las realidades cuya transmisión secreta a través de los siglos había dado vida a esas comunidades. Son sociedades que han nacido gracias a la posesión de unos conocimientos que no debían transcender a la masa y que siguen viviendo gracias a la necesidad de conservarlos.



Ahora bien, la mejor manera de influir sobre la tercera densidad (nuestro mundo " físico" tridimensional), es abriendo un canal, donde el ser humano pueda ser el puente entre entidades de otros niveles de densidad.


El propósito del mago (magia es el arte de provocar cambios a voluntad, "pero a voluntad de quien"). El pacto (ya que es en realidad un acuerdo que suele firmarse con un sacrificio, a veces más importante que el de la sangre de un animal, es la del propio mago Recordemos que para LA TRADICIÓN la sangre es el vehículo del alma. La sangre pertenece al elemento fuego, y suele ser profitada por diferentes entidades de otros niveles de densidad, con la conducta particular del servicio a si mismo.
Estas entidades son conocidas e la Kabbalah, como genios planetarios. Estos están incluidos en el árbol de la vida (el diagrama Kabbalístico del Universo) .



Aquí viene lo interesante: existe un conocimiento Kabbalístico sobre el ordenamiento de estos genios y su predominio y actividad sobre diferentes aconteceres de la vida humana. Este conocimiento es la Shemaforash.
La shemaforash dispone a estos genios planetarios en divisiones de secciones de las constelaciones que forman los signos zodiacales en decanatos y subdecanatos hasta formar 72 divisiones, cada una con su Genio particular y su forma, día, hora y nombre particular para convocarlo.




¿Quienes son estos Genios?, nada más y nada menos que nuestros simpáticos Aliens, cuyas visitas a los humanos parecen darse en escenarios que remiten a densidades más allá de la tercera.


  
 A estos Genios hay que ofrecerles sacrificios de distinto tipo. En la Semaforash, existe el concepto de que el hombre dormido es preso de un SISTEMA DE CONTROL a través de las influencias elementales, planetarias y zodiacales del momento (ya no del nacimiento) sino en el momento crucial donde el espermatozoide se une al óvulo creando vida, y vida humana.

A través de secciones del ADN supuestamente vacías (telómeros o porciones entre proteínas unidas por molécula de fósforo, lo que se conoce como ADN basura), activan un grillete similar al que le colocan en los pies a los presos en USA, pero con la ventaja de que todas las posibles acciones mecánicas del mono humano (emociones, instintos, deseos, acciones, límites, miserias y oportunidades), son controladas por este sistema ¿y por quien según LA TRADICIÓN)?. Según esta fuente esotérica por LOS ARCONTES.


La parte más siniestra de todo esto es que un libro como la "Clavícula Salomonis" trabaja con un fuerzas llamadas "Qliphoticas". Es la característica más oscura y ruin de estos genios (conocidos como, dioses que gustaban de sacrificios humanos, cuya naturaleza pertenece más al orden de los demonios, o en el contexto moderno; Aliens).



Los taumaturgos Teúrgicos utilizan un sistema para limpiarse de esos qliphots (influencias de estos arcontes, en su personalidad) a través de un  trabajo denominado Goecia


 
Estos Teurgos aborrecen la Necromancia (convocación a espíritus de los muertos , y de paso también demonios), sin embargo, reconocen que la Goecia es un arte de purificación de las disposiciones elementales gobernadas por demonios (complejos reprimidos de la mente inconsciente, deseos, impulsos, pasiones, que resuenan con un aspecto elemental, planetario y zodiacal Qliphotico.


 Através de un sistema de ordenamiento elemental, planetario y zodiacal que sigue una secuencia secreta de un sistema conocido por los adeptos como el Rosario Filosófico (que también es utilizado en las operaciones alquímicas externas e internas y por supuesto en la Gran Obra), no sólo es posible liberarse de las influencias externas, sino también permite la salida de este nivel de densidad, sin pasar necesariamente por la desintegración física, ya que al sutilizar todos los vehículos, incluido el físico, permite elevar la tasa vibratoria de los cuerpos. 




Un sistema similar se utiliza en el procedimiento secreto de la Merkabá (el carro celeste) y en la alqumia taoista interna. 
 Otra referencia a este sistema lo encontramos en la obra de Musaios (aunque incompleta) El Camino del León que involucra un sistema secreto Estelar conocido como sesiones Sóthicas (que involucra vibraciones que afectan al área 18 del cerebro).
 

Por supuesto estos sistemas están destinados al Adeptado, cuya responsabilidad es actuar como Avatares o Bodisattvas de la humanidad dormida.




Sin embargo numerosas tradiciones esotéricas supuestamente tendientes al despertar espiritual, lejos de funcionar como herramientas del despertar de la humanidad, contribuyen con su oscurecimiento, frustrando a aquellos que están cerca del despertar y colocandolos en una sumisión completa a sus Dioses o Maestros Secretos, a quienes sirven por la promesa de un Poder Temporal. 
Existen también otras oscuras tradiciones cuyo contacto a los poderes y entidades oscuras, es más directo, que encarnan una tradición sumero-babilónica-acadia, cuyos rituales apuntan al despertar de fuerzas oscuras (de naturaleza qliphótica, recordando que el pueblo elegido también pasó por estos lugares) que las tradiciones mencionan como Los Antiguos (fuerzas del Caos , que habitan entre los espacios subatómicos) Cualquier similitud con las fuerzas despertadas por la fisión atómica no es pura coincidencia.




Recuerdo a este respecto una entrevista que Jacques Bergier supouestamente tuvo con Fulcannelli en la fábrica de gas de Las Sarcelles, en París. Fulcanelli comentó a Bergier lo siguiente:
La ciencia comienza a descubrir que determinados materiales extremadamente puros dispuestos geométricamente (similar a yantras, mandalas o sellos) pueden desencadenar la fuerzas atómicas. Y que dichas fuerzas ya habían sido usadas por civilizaciones anteriores.



Estimados lectores de este blog (si los hay), les dejo con el comentario de 2 de los más oscuros grimorios. Porque como dice un refrán : "No puede distinguirse la luz sin conocer la oscuridad".




Clavis Salomonis o Llave de Salomón

Este libro medieval fue atribuido al rey salomón y trata sobre magia y hechizos y probablemente inspiro el "Lemegeton" (del cual hablaremos luego), en la actualidad existen varias copias y diversas traducciones con pequeñas o grandes diferencias, la mayoría de los manuscritos datan del siglo XVI y XVII pero todavía sobrevive una copia en griego del siglo XV.

A diferencia de libros similares y de la misma época (también atribuidos al Rey Salomón), "La Llave del Rey Salomón", no menciona en ningún momento los 72 demonios supuestamente encerrados es una vasija de bronce por el rey.

Según el mito y la introducción del libro, esta obra fue escrita por Salomón para su hijo Roboam, ordenándole que lo escondiera en su sepultura después de su muerte. Al pasar los años el libro fue descubierto por algunos filósofos babilónicos que reparaban la tumba del rey. Nadie fue capaz de leerlo, hasta que supuestamente le pidieron a Dios poder entenderlo y un ángel apareció en su nombre para hacerles prometer que protegerían y cuidarían el libro de los no-dignos, luego de aceptar la promesa, fueron capaces de entender el texto y uno de ellos realizo un conjuro para que solo los dignos pudieran usar lo que se enseñaba en aquellas páginas.

Este grimorio se divide en 2 tomos, el primero contiene conjuros, invocaciones y maldiciones para llamar y controlar espíritus de demonios muertos, obligándolos a aceptar la voluntad del conjurador. También este tomo enseña cómo encontrar objetos robados, lograr la invisibilidad y hasta encontrar el amor.

El segundo tomo describe como realizar exorcismos, como usar y construir implementos mágicos y que animales se deberían sacrificar a los espíritus.

Como en la mayoría de los libros de magia y conjuros de la época, se invoca siempre a Dios y a su protección, de hecho después de realizar algún conjuro había que confesar los pecados. En muchas invocaciones se usan nombres barbáricos, algunos de origen Arabico y otros derivados de viejos textos mágicos del oriente próximo.

Todas las sustancias necesarias para los rituales y los amuletos están detallados y también como purificarlos, muchos de los símbolos incorporan el Transitus Fluvii (un alfabeto oculto).

En resumen este libro contiene instrucciones para practicar la necromancia, experimentos sobre invisibilidad, como dañar a otros y principalmente invocar y controlar demonios y espíritus similares.











La Llave menor de Salomón o Lemegeton

El Lemegeton es un grimorio anónimo del siglo XVII y uno de los libros más famosos de demonología, no se sabe si tiene un relación real con "La llave de Salomón" o solo fue inspirado por él, esta obra aparece en el siglo XVII pero muchos de sus textos datan del siglo XVI, probablemente se baso en libro de cábala judíos y de misticismo musulmán. Algo del material de la primera sección, sobre invocación de demonios es del siglo XIV o anterior.

El libro proclama haber sido escrito por el Rey Salomón, aunque esto es certeramente incorrecto. Los títulos de nobleza asignados a los demonios no existían en esa época, así como tampoco las alabanzas a Jesús y a la Santísima Trinidad incluidas en el texto.

La llave menor de Salomón contiene detalladas descripciones de espíritus, y los conjuros necesarios para invocarlos y hacer lo que el conjurador los obligue a hacer. En él se detallan los círculos protectores y los rituales que deberán hacerse, las acciones necesarias para evitar que los espíritus tomen el control, las preparaciones previas a la invocación, y las instrucciones para hacer los objetos que se ocuparan en el ritual.

Goetia, la llave menor del Rey Salomón (Clavicula Salomonis Regis) es la traducción de 1904 por Samuel Mathers y Aleister Crowley (el famoso ocultista el que hablamos anteriormente). Es esencialmente un manual de instrucciones para invocar a más de 72 espíritus diferentes.

El libro se divide en 5 partes, en donde fundamentalmente se explica como el rey Salomón que invoco y aprisiono en un vasija a 72 demonios y los hizo trabajar para él, también enseña a construir diversos sellos mágicos y objetos para diferentes funciones.



**Un grimorio es un libro de conocimiento mágico, escrito generalmente en la edad media y que se enfoca en la invocación de ángeles y demonios.

El Necronomicón

 
Yo creo que todos han escuchado el nombre de este famoso grimorio (libro de conocimientos arcanos y mágicos), ya que es uno de los libros que más impacto ha causado en la sociedad, debido a que para muchos es una simple ficción mientras que para otros es realidad.

¿Pero de que trata este libro, para que su nombre se mantuviera durante los siglos y fuera buscado incesantemente por diversas personas y muchas sociedades secretas?, pues bien, en el Necronomicón se describían todas aquellas fórmulas que fueron olvidadas y que permitían contactar entidades sobrenaturales de un inmenso poder. También poseía multitud de rituales para resucitar a los muertos, viajar a las dimensiones donde habitaban estos seres sobrenaturales, etc. Es mencionado como un libro de saberes arcanos y de magia ritual, que con sólo leerlo provoca la locura y la muerte.

Bueno ahora les dejo la historia o la “supuesta” historia de este famoso libro, proporcionada por Lovecraft en una carta:

El título original era Al Azif. Azif es una palabra árabe que designa un ruido nocturno (producido por insectos) que se supone que es el aullido de los demonios.

Fue escrito por Abdul Alhazred, un poeta loco de Sanaá, en Yemen, que se dice que vivió durante el periodo de los califas omeyas, alrededor del 700 D. C. Visito las ruinas de Babilonia y los subterráneos secretos de Menfis y paso diez años solo en el gran desierto del sur de Arabia - el Roba el Khaliyeh o el "Espacio Vació" de los antiguos- el desierto de "Dahna" o "Crimson" de los árabes modernos, del que se dice que está habitado por espíritus "protectores" malignos y monstruos de la muerte. Sobre este desierto cuentan extraños y maravillosos milagros aquellos que pretenden haberse internado en el. En sus últimos años Alhazred vivió en Damasco, donde escribió el Necronomicon (Al Azif) y donde se cuentan terribles historias sobre su muerte o desaparición definitiva en el 738 D. C. Dice Ebn Khallikan (biógrafo del siglo XII) que fue capturado y devorado por un monstruo invisible a plena luz del día delante de un gran número de testigos paralizados de temor. Se cuentan muchas cosas de su locura. Decía que había visto la fabulosa Irem, Ciudad de los Pilares, y que había encontrado, debajo de las ruinas de un pueblo sin nombre del desierto los sorprendentes anales y secretos de una raza más antigua que la humanidad. Era un musulmán no practicante, adorando a entidades desconocidas a las que llamaba Yog-Sothoth y Cthulhu.


Sobre el año 950 D. C., el Al Azif, que había conseguido una considerable circulación clandestina entre los filósofos de la época, fue traducido en secreto al griego por Theodorus Philetas de Constantinopla bajo el titulo de Necronomicón. Durante un siglo inspiro algunos experimentos y hechos terribles, hasta que fue prohibido y quemado por el patriarca Miguel. Desde esto solo se oye hablar de él de forma furtiva, pero más adelante en la Edad Media (1228) Olaus Wormius escribe una traducción latina, y ese texto latino fue impreso dos veces - una en el siglo quince en tipografía gótica (evidentemente en Alemania) y otra vez el siglo XVII (probablemente en España), ambas ediciones carecen de marcas identificativas y se pueden localizar tanto en el espacio como en el tiempo solo mediante pruebas tipográficas. Ambos trabajos, latino y griego, fueron prohibidos por el papa Gregorio IX, poco después de la traducción latina, que llamo su atención. El original árabe se perdió en tiempos de Wormius, como indica en su prefacio, y no hay ninguna pista de la copia griega -que fue impresa en Italia entre 1500 y 1550- desde la quema de la biblioteca de cierto hombre de Salem en 1692. Una traducción al inglés del Dr. Dee no se imprimió nunca, y solo existe en fragmentos manuscritos recuperados del original. Actualmente se rumorea que un multimillonario estadounidense, posee una copia original, pero no se sabe la veracidad de esta afirmación.


Para las Sociedades Ocultas, el libro del Necronomicón es real, debido a que muchos de los ocultistas más grandes de todos los tiempos (Dr. John Dee, Aleister Crowley, Paracelso, Agrippa, Eliphas Lévi, etc.) lo han estudiado, practicado, y así han comprobado su realidad.

El motivo principal por el que se cree que es simple ficción, es porque H.P. Lovecraft, negó públicamente su existencia (en varias cartas), sin embargo, otra de las versiones es que Lovecraft negó su existencia, para alejarla de aquellos que le pudieran dar un mal uso (el cual los llevaría a la locura), o de aquellos que no pudiera comprenderla realmente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada